viernes, 2 de noviembre de 2012

Presentación power point (slideshare), Flora Representativa de bosques Xerófilos y de Taiga


Vegetación representativa de bosques xerófilos y de taiga


VEGETACIÓN XERÓFILA

El adjetivo xerófilo o xerófila, xerófitoo xerófita (del griego xero-:seco, -fitos: planta, -filo: amigo) se aplica en botánica a las plantas y asociaciones vegetales específicamente adaptadas a la vida en un medio seco o ambientes secos. Es decir plantas adaptadas a la escasez de agua en la zona en la que habitan, como la estepa o el desierto.[] Se encuentran en regiones climáticamente áridas (desiertos) y también en ambientes excepcionalmente secos de regiones semiáridas o subhúmedas.[]


Características

Presentan rasgos adaptados a sobrevivir en ausencia de un suministro abundante o suficientemente regular de agua. La escasez de agua se puede deber a precipitaciones escasas y/o una elevada evapotranspiración, ocasionada por el viento o una fuerte insolación; o bien a la estructura del suelo, que no retiene la humedad.

Rasgos

  • Raíces largas, que constituyen una extensa red superficial, como ocurre en los cactos, para aprovechar las lluvias esporádicas; o que profundizan en la tierra hasta alcanzar niveles freáticos o simplemente húmedos.
  • Hojas con "poros" o estomas, u hojas reducidas a espina o simplemente hojas ausentes, trasladándose la función fotosintética a los tallos.
  • Metabolismos fotosintéticos especialmente adaptados al ahorro de agua, como el CAM (Crassulacean Acid Metabolism).[]

Los jardines formados por xerófitos se denominan xerojardines.

Zonas con vegetación xerófila


Algunas especies xerofíticas de Euphorbia han desarrollado suculencia.


Enlaces:
es.wikipedia.org/wiki/Xerófila


VEGETACIÓN DE LA TAIGA
 
     La taiga o bosque boreal es un bioma caracterizado por sus formaciones boscosas de coníferas, siendo la formación vegetal más extensa del planeta, alrededor del 11% de la superficie terrestre y habitan la tierra desde hace 390 millones de años.   Está limitada al sur por la estepa  y al norte por la tundra.

     La taiga está caracterizada por poseer inviernos de menor duración respecto de la tundra, pero mucho más rigurosos.

El ecosistema de la taiga está condicionado por dos factores:

  1. Las bajas temperaturas durante la mayor parte del año. Se alcanzan temperaturas inferiores a - 40ºC en el invierno, y el periodo favorable, en el que las plantas pueden crecer, sólo dura unos tres o cuatro meses.
  2. La escasez de agua. No llueve mucho -entre 250 y 500 mm anuales-, y además el agua permanece helada muchos meses, por lo que no está disponible para las plantas

     Se presenta un tipo de árbol característico: las coníferas, plantas con semillas y sin flores capaces de soportar las frías condiciones de vida. Las coníferas típicas de este tipo de biomas tienen troncos altos y derechos, con un eje central y ramas dispuestas de forma ordenada.

     La parte norte de la taiga corresponde a un sector de la superficie terrestre que, antiguamente, estaba totalmente cubierta por los hielos de la glaciación. Esta superficie helada erosionó el terreno, originando elevaciones redondeadas e importantes depresiones. Luego y paulatinamente tras el deshielo, el paisaje se cubrió de árboles, mientras que las zonas más bajas del terreno recibieron las aguas provenientes de los deshielos, formando importantes lagos, los que en la actualidad se congelan en cada invierno y sirven de ruta para algunos animales.

     La taiga está dominada por coníferas que superan los 40 m, de copa piramidal y hoja perenne, destacando los alerces, abetos, píceas y pinos. El alerce de Gmelin tolera los inviernos más fríos al norte. La taiga del norte es el bosque con menor biodiversidad, con dosel abierto y en sus suelos predominan los líquenes. La taiga del sur es un bosque mixto que alterna las coníferas con árboles caducifolios como el arce, el olmo y el roble, tiene dosel cerrado, el suelo cubierto de musgos y en los claros encontramos arbustos, flores y hierbas. Es escaso el desarrollo de arbustos, hierbas o árboles de menor tamaño respecto de las coníferas, ya que éstas impiden el paso de la luz solar a las zonas bajas (amensalismo). Usualmente bajo ésta densa sombra solo crecen algunas plantas herbáceas, matorral leñoso, musgos y líquenes (sotobosque).

     En Europa, el bosque boreal está dominado por el Abeto rojo, el Pino albar o silvestre y el Abedul, mientras que en Siberia predominan las piceas siberianas, los pinos roqueros siberianos y los alerces siberianos. La taiga de Norteamérica consta de cuatro géneros de coníferas, dominando el paisaje la Picea negra y el Pino de Banks (Pinus cembra).En toda la región se encuentran pantanos donde pueden encontrarse Sphagnum, juncias, orquídeas y brezos.

ADAPTACIONES VEGETALES

  • Una característica que les permite habitar y soportar los ambientes fríos es la forma de sus hojas. Estas, en general, son angostas y planas, con forma de agujas o similares a escamas, lo que les permite soportar los intensos vientos y  perder poca agua. Además, estas hojas cuentan con una gruesa capa exterior (llamada cutícula), gracias a la cual soportan las temperaturas extremas, y poseen estomas (pequeños poros ubicados en su superficie) hundidos, que conservan de mejor manera el agua.
  • Casi todas las coníferas son perennes, es decir, mantienen sus hojas durante todo el año, lo que les permite realizar el proceso fotosintético rápidamente, apenas las condiciones ambientales sean favorables (hojas siempre verdes, esto es útil para arboles en un ambiente fuerte porque crecer hojas nuevas toma bastante energía.).
  • Su modo de reproducción es bastante particular, ya que lo hacen por medio de conos, los que portan células femeninas o masculinas. La fecundación ocurre cuando los conos femeninos reciben el polen masculino, por lo general, a través del viento.
  • Las hojas persistentes son más susceptibles al daño por herbívoros ya que no son reemplazadas regularmente; por ello ellas depositan una gran cantidad de resinas y otros compuestos anti-herbívoros.
  • La mayoría de las coníferas son simbióticas con micorrizas para utilizar los escasos nutrientes más efectivamente.
  •  Como resistencia al frío están muy desarrollados los procesos de endurecimiento y superenfriamiento, incluso en los planifolios (Populus balsamifera).
  •  En la época de reposo la respiración apenas es detectable.

  •  El color oscuro de las agujas ayuda a absorber más calor del sol y reiniciar la fotosíntesis lo antes posible.

  •  La mayor parte de los nutrientes está en el mantillo, por ello abundan los saprófitos.
  • La forma cónica de los árboles facilita la evacuación de nieve, la nieve del invierno se desliza de sus ramas. Sin esta forma, la nieve pesada podría romper o hacerle daño a las ramas.

  •  Como protección a los incendios muchos árboles presentan cortezas gruesas.

  •  Compleja competencia por el agua y los nutrientes entre árboles y arbustos o hierbas.
  •  Abunda la anemofilia entre los árboles y la entomofilia en los arbustos, muchos de ellos con flores blancos para facilitar la localización por los insectos.
  • En la diseminación abunda la zoocoria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.